Profesores

Los mejores profesores de yoga

Lucía Liencres

Practicante y enamorada del Ashtanga yoga. Cree firmemente en la transformación del cuerpo-mente a través de la práctica constante y humilde.

Practicante y enamorada del Ashtanga yoga. Cree firmemente en la transformación del cuerpo-mente a través de la práctica constante y humilde.

Enseña Ashtanga, Rocket, Vinyasa y Yin yoga. Sus clases son exigentes y dinámicas.

Certificada por la Yoga Alliance en Hatha, Rocket y yoga para niños.

Ha practicado en EEUU, India y Bali con profesores como Kino Mc Gregor, Mark Robberds, Deepika Metha, Petri Reisanen, Saraswathi, Peter Sanson, Meghan Currie, Simon Park, David Williams, Yogeswari y Nancy Gilgoff.

Su forma de enseñar está influenciada por su práctica con ellos.
Terapeuta nivel IV ARYM (Ayurvedic Yoga Massage). Experta en nutrición por la UCM.

«Do your practice and all is coming».

Candida Vivalda

Cándida busca ofrecer una experiencia profunda, incluyendo reflexiones sobre la filosofía del Yoga, canto de mantras, música inspiradora y una práctica intensa pero a la vez acogedora e inclusiva para todos.

Profesora de Jivamukti yoga (certificación 800hrs avanzada), enseña entre España e Italia (su país de origen), en clases regulares, eventos y retiros.
Lleva más de 15 años estudiando y practicando yoga en toda Europa, Estados Unidos e India, con reconocidos maestros de las tradiciones Ashtanga y Jivamukti yoga. Sus clases incluyen elementos de reflexión sobre la filosofía del Yoga, canto de mantras y una práctica física centrada en vinyasa e intensa, pero a la vez acogedora e inclusiva para todos.
Candida practica y enseña también Meditación, programas de Mindfulness (formación Universidad de Massachusetts y Brown) y Compasión (formación Universidad de Stanford). La compasión es para ella el corazón de toda enseñanza espiritual y la más importante motivación para nuestro propio bienestar, el de nuestra sociedad civil y para la preservación del planeta.
Se ha formado en Yoga para Trauma con la Fundación Rādika y es mentora en las formaciones de profesores de la Fundación.
Ha creado una app para aprender a meditar, Bambú (@appbambu).
En sus clases, Cándida busca ofrecer una experiencia profunda, incluyendo reflexiones sobre la filosofía del Yoga, canto de mantras, música inspiradora y una práctica intensa pero a la vez acogedora e inclusiva para todos.

Lydia Segade

Lydia encontró el Yoga en su lucha por aliviar su ansiedad, y acabo descubriendo un estilo de vida repleto de herramientas sobre el conocimiento y el equilibrio con uno mismo. Con sus clases busca que los practicantes lleguen a su propia exploración y diagnóstico de la conexión cuerpo-alma-mente.

Lydia Segade, arquitecta de profesión, ahora entregada a la arquitectura del bienestar.

Encontró el Yoga en su lucha por aliviar su ansiedad, y acabo descubriendo un estilo de vida repleto de herramientas sobre el conocimiento y el equilibrio con uno mismo.

La práctica de Yoga le ha permitido conectar con su cuerpo, con su mente y con su esencia, aportándole una fluidez y serenidad que desea compartir con el mundo.

Continuó el camino del bienestar y autoconocimiento completando un programa MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction), una de las intervenciones complementarias reconocidas por el NIH, Instituto Nacional de Salud de EE.UU.

Lydia es profesora certificada por Yoga Alliance, enseña Vinyasa (YTT 200h) y con sus clases busca que los practicantes lleguen a su propia exploración y diagnóstico de la conexión cuerpo-alma-mente.

Julia Cidras

La meditación y el yoga han permitido a Julia avanzar en su autoconocimiento y superación, por lo que busca poder inspirar a otros a ser felices y transformar sus vidas con estas herramientas, que aportan calma, equilibrio y energía positiva.

Julia Cidras es economista de profesión, realiza sus primeras clases de yoga al iniciar la universidad, disciplina que progresivamente se convirtió en uno de sus hábitos diarios.

En su búsqueda por entender el yoga ha practicado con diferentes maestros distintos estilos, probando el Hatha, Sivananda, Kundalini, Yoga Integral, Acro Yoga y Vinyasa hasta llegar al Ashtanga Vinyasa Yoga, que bajo la tradición de Sri K. Pattabhi Jois se ha convertido en su práctica personal en la actualidad.

Profesora certificada de Yoga Alliance y ha realizado diversos cursos intensivos de profundización de la práctica de yoga y meditación.

La meditación y el yoga le han permitido avanzar en su autoconocimiento y superación, por lo que busca poder inspirar a otros a ser felices y transformar sus vidas con estas herramientas, que aportan calma, equilibrio y energía positiva.

luis rivero

Luis Rivero

Las clases de Luis buscan explorar la profundidad de cada alumnos, aprovechar sus fortalezas y desarrollar una actitud alegre y relajada ante las vicisitudes de la práctica y de la vida.

Es una persona sencilla, que combina la pasión por el yoga con su capacidad natural para hacer sonreír a la gente. Se especializa en clases inter-avanzadas con abundantes inversiones, balance de brazos y aperturas. Ha hecho más de diez retiros de Meditación Vipassana, y le gusta invitar a sus alumnos a mirarse hacia dentro.

Sus clases buscan explorar la profundidad de cada alumnos, aprovechar sus fortalezas y desarrollar una actitud alegre y relajada ante las vicisitudes de la práctica y de la vida. En todas sus clases, se puede estar seguro de aprender algo nuevo y salir con una gran sonrisa.

Lidia Casas

Con sus clases pretende que cada alumno busque su esencia. Sus clases ayudan a interiorizar los sentidos, hacer introspección y buscar la comodidad dentro de la incomodidad de cada postura.

Lidia empezó a practicar Yoga a través de una compañera de trabajo en un momento en el que tenía mucho estrés laboral. El Yoga le sirvió como vía de escape y encontró la manera de controlar su ansiedad.

Se formó como profesora de Hatha Yoga (YTT 200Hrs) en Yoga Center y Yin Yoga (YTT 35Hrs) en Inspirity. Ahora comparte esta formación con sus alumnos impartiendo clases regulares y eventos.

Con sus clases de Hatha, Soft Yoga y Yin Yoga pretende que cada alumno busque su esencia. Sus clases ayudan a interiorizar los sentidos, hacer introspección y buscar la comodidad dentro de la incomodidad de cada postura. También enfatiza en la importancia de mantenerse siempre anclado en el momento presente y de ser consciente de cada asana observando no sólo la parte física, ( la parte del cuerpo que está trabajando), sino también observando cada sensación que va llegando y dejando que los sentimientos fluyan de manera libre, sin llevarlos a la parte mental.

Bárbara Parra

Bárbara busca deconstruir las posturas, para poder proporcionar a sus alumnos una compresión clara, con el objetivo de profundizar en posturas avanzadas. Clases dinámicas, fluidas y retadoras.

Originaria de Caracas, Venezuela. Barbara inició su camino en el yoga, a través de la meditación hace más de 9 años. Un par de años después, conoció la práctica física. Estuvo involucrada con una organización, encargada de llevar el yoga a los lugares más desfavorecidos de su ciudad, Caracas.

Profesora de vinyasa certificada por yoga alliance, con 200hr ashtanga vinyasa yoga y 50hr Yin yoga.

Encuentra el equilibrio alternando la práctica en los distintos estilos de hatha yoga: vinyasa, rocket, Power, Yin, ashtanga

En sus clases busca deconstruir las posturas, para poder proporcionar a sus alumnos una compresión clara, con el objetivo de profundizar en posturas avanzadas. Clases dinámicas, fluidas y retadoras.

Daniel Osorio

Daniel, profesor de Vinyasa, busca en sus clases un enfoque práctico y holístico usando diversas técnicas y recursos para lograr el equilibrio, expandir la conciencia y elevar el corazón.

Desde hace 15 años cuando se sumergió en las artes marciales orientales, Daniel empezó una búsqueda para usar el cuerpo como una herramienta de crecimiento humano, lo que lo llevó a explorar técnicas como el Butoh de la mano de Brenda Polo, el Teatro Ritual de Juan Monsalve, la Danza Contacto Improvisación y la investigación con el uso de plantas medicinales del chamanismo amazónico.

Fue a través de esos caminos que llegó al Yoga, una práctica que desde entonces realiza con rigor y disciplina, formándose en múltiples estilos con profesores de distintas partes del mundo. En su camino tuvo la fortuna de aprender kundalini Yoga de los maestros Nam Nidhan Khalsa y Pritam Pal Singh (Alumnos directos de Yogi Bhajan), fue formado en Ashtanga Vinyasa Yoga por Nama Kirtana Dass y alumno de Jessie Goldberg y Eugene Poku, fundadores de Acroyoga Montreal.

Daniel es Antropólogo y Master en Ciencias de las religiones de la Universidad Complutense de Madrid, donde se especializó en filosofía del yoga, desarrollando su investigación sobre fenomenología del cuerpo sutil en la práctica del Kundalini Yoga. Además, está formado en “Terapia del sonido a través del Gong” por la escuela Adi Naad. Estas experiencias le han permitido entender el yoga como una tecnología ancestral para desarrollar el potencial del ser humano en cualquier área de la vida. Por esto en sus clases busca un enfoque práctico y holístico usando diversas técnicas y recursos para lograr el equilibrio, expandir la conciencia y elevar el corazón.

Laren Eriksen

Laren piensa que el yoga es una practica potente para conocerse a uno mismo y una herramienta para vivir una vida mas autentica y alineada con los valores propios.

Laren piensa que el yoga es una practica potente para conocerse a uno mismo y una herramienta para vivir una vida mas autentica y alineada con los valores propios.

Empezó a practicar yoga hace 7 años en una escuela de Ashtanga y luego descubrió Vinyasa Flow. Decidió formarse para ser profesora y completó el curso de Hatha Yoga 400 hrs en La Escuela Internacional de Yoga en Madrid. Luego viajó a Londres para estudiar Vinyasa junto a Julie Montagu y Ambra Vallo. Ahora dedica la mayor parte de su práctica personal a Rocket Yoga con su profesor Leon London.

Amante la practica de Rocket por su intensidad y ritmo riguroso.

Sus clases son dinámicas e intensas físicamente porque cree que mover y cansar el cuerpo deja a la mente en calma.

Madre de 3 hijos, estadounidense de nacimiento y madrileña de adopción, Laren se siente muy afortunada de poder compartir la practica del yoga con sus estudiantes y transmitir todos los beneficios que el Yoga hizo en ella.

Alicia Cabra

Alicia trata de buscar su esencia como practicante y profesora de Yoga, experimentando su propio camino desde la confianza en uno mismo, desde la libertad; y a partir de ahí, trata de inspirar y guiar a los demás.

En 2013, Alicia abandona su ciudad natal y se instala en Madrid por motivos de trabajo. Dos años más tarde, inspirada por su hermana (profesora de Yoga en Londres), inicia su camino en el Yoga.
Practicante de Vinyasa, Yivamukti y otros tipos de Yoga, es la práctica de Ashtanga Mysore en su estilo tradicional la que le lleva a profundizar más sobre el mundo del Yoga y con la que se siente más identificada.

Confía en la meditación diaria como parte del proceso para encontrar la propia esencia de cada uno y ser libres.

Fue durante su primer embarazo cuando toma plena consciencia de la práctica de Yoga, de su cuerpo y de la vida en general. Momento clave que le llevó a estudiar y a profundizar más allá sobre la filosofía del Yoga y cómo aplicarla en su día a día.

Profesora certificada por Yoga Alliance, enseña Vinyasa (YTT 200h), Yin Yoga (YTT 50h) y Yoga en el embarazo y el postparto, compaginando las enseñanzas del Yoga con su trabajo como consultora.

Trata de buscar su esencia como practicante y profesora de Yoga, experimentando su propio camino desde la confianza en uno mismo, desde la libertad; y a partir de ahí, trata de inspirar y guiar a los demás.

Marina Vara

Para Marina es muy importante tener un buen equilibrio entre el cuerpo y la mente, trabajando el autocontrol y la conciencia del ser y estar en el ahora, y continuar como eterna estudiante le permite seguir avanzando en ello.

Desde los 3 años Marina ha dedicado su vida a la danza, formándose desde muy pequeñita en danza clásica y, más tarde, en danza contemporánea.

Su relación con el yoga comenzó cuando llevo la danza a un nivel profesional y sintió la necesidad de aprender a gestionar realmente su cuerpo, de aprender a respirar y a estar de manera consciente. Es en ese momento en el que empieza a practicar en el que se da cuenta de todo lo bueno que aporta a su vida, no solo en el plano físico.

Ha recibido formación como instructora de yoga también ha trabajado como profesora de danza, manteniéndose siempre en activo como bailarina.

Para ella es muy importante tener un buen equilibrio entre el cuerpo y la mente, trabajando el autocontrol y la conciencia del ser y estar en el ahora, y continuar como eterna estudiante le permite seguir avanzando en ello.